Reserva Río Almonte

Reserva Fluvial Río Almonte

Las Reservas Fluviales son una reciente figura de protección medioambiental que tiende a proteger aquellos cauces que presentan excepcionales valores naturales y de conservación.

En España hay 82 reservas fluviales, de las cuales seis están en Extremadura: tres en la cuenca del Tajo y otros tres en la cuenca del Guadiana.

Es de los pocos en que la intervención humana ha sido mínima, y con el abandono de los campos, la recuperación de su tono natural en los últimos años está siendo espectacular.

Es un afluente del Tajo, es el rió del MONTE, nace en el pico Villuerca y recorre 97 kilómentros hasta desembocar en Garrovillas, justo en castillo y pueblo inundado de Alconetar. Es una vena que reccorre toda la meseta trujillana formando unos profundos riveros de gran belleza paisajística y alto valor ecológico.

Sus principales afluentes son: la Garganta de Santa Lucía, los ríos Berzocana y Garciaz en las Villuercas; el Tozo, el Tamuja de Montánchez y el Guadiloba de Cáceres... estos últimos entrando desde el sur, por la margen derecha; por la parte izquierda apenas si tiene cuenca al correr muy cerca del Río Tajo y durante los últimos 40 kilómetros, prácticamente paralelo a él.

A lo largo de su curso se han instalado multitud de pueblos a lo largo de la historia. Quedan numerosos restos de ciudades medievales o castros celtas que defienden los pasos sobre todo desde la orilla sur. Sus orillas se salpican de molinos, de puentes y rastros de todos los tiempos.

Su curso es irregular, depende del régimen de lluvias, pero siempre mantiene un mínimo que se reduce a grandes y pequeñas tablas al final del verano. Sobre todo en los tramos finales, en la cabecera no parará de correr en todo el año.

En el tramo de Jaraicejo forma un honda trinchera que va siendo mas profunda y ancha a medida que el río hace kilómetros.

Enlaces de Interés: